Historia, Naturaleza y Gastronomía
Video promocional

Descubre Barx

Historia

El nombre de Barx es la evolución de Barig-algebal, de origen árabe, que significa pueblo entre montañas.
Estas tierras llevan habitadas desde el principio de los tiempos del ser humano, como demuestran los restos del Paleolítico encontrados en las cuevas aledañas.
Durante 800 años estas tierras estuvieron ocupadas por los musulmanes, los cuales tuvieron una gran influencia en el estilo de vida del lugar como se puede observar en la gastronomia o en la agricultura. En 1609 los musulmanes fueron expulsados y el pueblo fué cedido a los frailes de la orden cisterciense los cuales ya habian obtenido por parte de Jaime II, nieto de Jaime I el conquistador toda la zona de la valldigna para construir el convento de Santa Maria de la Valldigna.
Los frailes intentaron aprovechar las tierras de Barx para la explotación agricola, trayendo a varias familias de pueblos cercanos a trabajar en las mismas, pero con el tiempo renunciaron y a mediados del s XVII crean "La Plaza" como ultima opción  de convencer a las familías para quedarse en el pueblo y trabajar en el sector agricola, se les ofrecia la casa y las tierras a cambio de ceder a la iglesia 1/4 partes de la cosecha, dicha plaza es una plazoleta redonda, rodeada de casa con un solo acceso, el cual era cerrado durante la noche, como medida de seguridad,  para evitar que los lobos entrararan en las casas.
Las tierras de Barx fueron provechosas para los frailes del monasterio hasta que, en  el año 1835, mediante la amortización de Mendizabal, los frailes fueron exclaustrados y las pertenencias abandonadas o vendidas a particulares, con el consecuente de que los poderes de estas tierras pasaron a las gentes del pueblo, las cuales consiguen ser independientes, hacer un ayuntamiento y delimitar el término.